Canserbero: “Dicen que mi rap es consciente, pero yo tengo muchas canciones que más bien son inconscientes.”.

“El Hip-Hop no se aprende, con él se nace”

Canserbero es el MC venezolano que hasta el día de hoy es identificado como uno de los grandes exponentes del Hip-Hop latino, como el hombre de las frases profundas y el poeta social del estilo underground.

El ‘Guardián del rap’ como es identificado por muchos, utilizó la poética del rap para compartir su visión del mundo, como terapia inconsciente y para hablar de la realidad venezolana en zonas marginadas y populares.

Desde la violencia y los problemas amorosos, hasta la utópica vida prometida, los seres humanos, y la filosofía de la vida y la muerte; sus líricas siempre con una carga social, cuestionamientos existenciales y un llamado ‘Rap conciente’, aunque él en alguna entrevista mencionó: “Dicen que mi rap es consciente, pero yo tengo muchas canciones que más bien son inconscientes.”.

La capacidad de ‘El niño terrible’ no se limitaba describir los problemas en su vida y su alrededor, más bien ofreció un punto de vista desde los versos; amplificó su pensamiento inspirado en lo que observaba y vivía.

Fue en 1999 que comenzó la historia de Tirone José González Orama, a sus cortos once años ya era ‘Canserbero’ por ‘perro cerbero’ que en latín es ‘canis cerberus’ y significa «guardián», en alusión a ‘Cerbero’ de la mitología griega (el perro de Hades que guardaba la puerta del reino de Hades (el inframundo griego) y aseguraba que los muertos no salieran y que los vivos no pudieran entrar).

Canserbero lanzó algunos álbumes de estudio como solista, entre ellos ‘Vida’ (2’10) y ‘Muerte’ (2012), los más representativos. Entre las canciones más destacadas se encuentran ‘Es Épico’, ‘Jeremías 17-5’, ‘Maquiavélico’, ‘Pensando en ti’, ‘Y la felicidad qué’. Además, llegó a colaborar con Rapsusklei, Aniki, la Mala Rodríguez, y Apache, con quien tiene un álbum, ‘Apa y Can’.

“Es el comienzo, el nacimiento de un nuevo y gran elemento”

Canserbero nació en el hospital Lídice de Caracas, Venezuela, el 11 de Marzo de 1988, estudió Derecho y Ciencias, y trabajó como analista de reclamos en una empresa de Maracay.

Desde pequeño la música fue parte de su vida, primero el Rock gracias a su padre, luego los estilos urbanos de moda y finalmente del Hip-Hop. Así, a los 11 años comenzó la historia, gracias a su gran atracción hacia la música y su curiosidad, empezó componiendo y practicando la “improvisación”, haciéndose ya llamar ‘Canserbero’.

En 2002 su hermano mayor fue asesinado, un suceso que cambió su vida por completo. Fue a partir de ese momento que comenzó a inclinarse hacia el Hip-Hop.

Conoció a Manuel Galvis (Blackamikace) y al beatmaker y productor Leonardo Díaz (Afromack), con quien decidió formar una agrupación conformando un proyecto titulado ‘Códigos de Barrio’ del que surgieron temas como ‘Vivo’, ‘The Ying Yang’ y ‘Los Realest’. Este álbum estaba influenciado por bandas locales establecidas como Comando 57 (Sombra & Dj Afromack) y Supremacy Hip Hop Clan (Lil Supa y Daniggaz).

En 2004 Canserbero conoció a Marlon Morales (Lil Supa) entre pasillos de la universidad donde ambos estudiaban ‘Informática Técnica’. Lil Supa lo invitó al estudio de Luís Muños (Gbeck), más tarde conocido como los estudios “El Techo”, donde ingresa como invitado a una producción con el nombre de ‘Basyco’ (base y contenido) integrada por Gbeck, La Zaga, Kpú, Ray, Lil Supa, Gary, Daniggaz, Wake5 y Nico.

Más tarde esta producción se transformaría en la pionera del llamado “Rap Conciencia”, definido así por la cantante Gary, y desde entonces se hizo popular este denominador.

Para 2008 Canserbero y Lil Supa decidieron producir un disco juntos llamado ‘Índigos, Can+Zoo’, que significó un aporte e impactó de manera importante en el movimiento del Rap en Venezuela, además de que surgieron grandes temas que definieron el estilo del ‘Can’, como ‘Cuando vayas conmigo, ‘Mañana será otro día’ y  ‘A dónde se fue la conciencia’.

En 2009 decidió compilar los temas que eran distribuidos por Internet, además de un sencillo principal, elaborando así un “mixtape” que se tituló ‘Nuestra doctrina no es un dogma, es una guía para la acción’, con temas como ‘CANbiate’, ‘El mundo ya se acabó’, ‘CANción de la prisión’ y ‘Guía para la acción’.

Para 2010 Canserbero y KPU deciden unirse para crear ‘Vida’, el gran paso del ‘Can’. Este revolucionó la movida Hip-Hop en Venezuela y fue el álbum con el que Canserbero comienza a darse a conocer internacionalmente, presentándose en Colombia, México y España. Sencillos como ‘Vida’, ‘Hace falta soñar’, ‘Y la felicidad qué’, ‘Perdiendo la fe’, y ‘Ley del hielo’ formaron parte de este, que más tarde ayudó a que Canserbero recibiera el premio ‘Dixtorsión’ (2011) como ‘Mejor artista Hip-Hop’.

‘Muerte’, álbum que salió en 2012, logró más de 150 mil  descargas y para muchos es considerado uno de los mejores con sencillos como ‘C’est la mort’, ‘Maquiavélico’, ‘Un día en el barrio’, ‘Llovía’, ‘De mi muerte’, y ‘Jeremías 17-5’.

Así Canserbero logró con total éxito tres presentaciones en México antes de continuar su tour en Venezuela.

Para 2013, el ‘Can’ se unió al rapero venezolano Apache, logrando así el disco ‘Apa & Can’, que logró más de 100 mil descargas en sus primeras cuatro semanas y dio pie a una extensa gira por México, Perú, Ecuador, Chile y Venezuela. Entre los éxitos se encuentra ‘Ready’. ‘Uno por ellas’, ‘Interludio’, ‘Stupid love story’, y ‘Agradezco’.

Canserbero estuvo de gira por Argentina y Chile junto a Carlos Molnar, quien iba a ser su productor. Promocionaban ya un concierto en Panamá para Febrero del siguiente año 2015 pero en enero el MC fue encontrado sin vida en Maracay.

“Les informo que la lírica jamás murió. Estaba guardando su voz”

Canserbero murió la madrugada del martes 20 de enero en medio de circunstancias confusas y en las que la mayoría de medios de comunicación no tardaron en afirmar teorías que hasta este 2019 todavía no son una verdad.

Algunos aseguraban que el músico sufría de esquizofrenia, otros que en realidad fue diagnosticado con un trastorno de identidad disociativo y algunos sumaban que pasaba por un cuadro agudo de depresión.

Un caso inconcluso -a pesar de que se hizo una petición de investigación pública en Change.org que no llegó a las 10 mil firmas- que lleva más de cinco años abarcando cientos de líneas cuando se habla del venezolano.

Nosotros solo le daremos espacio a lo necesario y recordaremos una de sus últimas publicaciones en redes sociales:

‘‘Y es que no quiero ser soldado indisciplinado, pero la orden que usted me ha dado no la pienso obedecer por tratarse de una falta garrafal a los derechos de los seres humanos. El rey queda satisfecho y es la sangre del pueblo la que en vano ven correr. Yo protejo al inocente, me arrodillo frente al justo, y si al diablo he dado gusto ha sido buscando el bien porque yo no quiero ser soldado indisciplinado, pero menos quiero ser gatillo de lucifer’’.