El icónico album Enter the Wu-Tang (36 chambers) cumple 25 años de existencia

A principios de 1993 aún eran tiempos difíciles para el rap de Nueva York; en ese entonces reinaba el g-funk. Sin embargo, para noviembre del mismo año, aparecen unos guerreros con ‘Enter the Wu-Tang (36 chambers)’. Wu Tang Clan había llegado para cambiarlo todo.

El disco figura como uno de los más influyentes de la East Coast, esto mientras RZA se convierte en el maestro que renovó la forma de producir rap: experimentaba con los samples hasta lo irreconocible, logrando así sonidos nuevos y líricas de miedo.

Todo comenzó con ‘Protect ya next’ meses antes, lo que los llevó a firmar con Lou Records y ver su primer disco para noviembre de 1993. El título del disco proviene de la película china de los 70’s ‘The 36th Chambers of Shaolin’, con lo que inmediatamente nos trasladamos a las artes marciales, el kung-fu, a la filosofía oriental…

36 Chambers son por las que un guerrero debe superar para convertirse en un Shaolin. También se dice que tenemos 36 puntos de flexión en el cuerpo. El significado puede verse desde diversas perspectivas. Sonidos agresivos, cine oriental de los 70’s, el soul y referencias al cine, se suman a líricas nostálgicas, violentas y tristes sobre la vida, las drogas, la muerte…