Un día como hoy, pero de 1995, fue lanzado Return to the 36 Chambers: The Dirty Version (Elektra Records, 1995) el cual fue el primer disco de ODB y el segundo en solitario de un miembro del grupo de Wu Tang Clan. Tuvo un notable éxito de ventas y fue nominado a los premios Grammy. Hoy en día es una obra imprescindible con clásicos básicos como Shimmy Shimmy Ya o Brooklyn Zoo. La histórica portada fue todo un acierto. Se trataba del certificado de autenticidad de Ol’ Dirty Bastard: su tarjeta de beneficencia. Nada más real para probar su procedencia. Cuando Wu-Tang  ya había más que despegado, ODB seguía cobrando la beneficencia. Como todos los genios, conocía sus contradicciones y vivía a gusto con ellas. “¿Por qué no querrías conseguir dinero gratis?”. En este vídeo lo puedes ver yendo con sus hijos y mujer por los cupones de comida en limusina.