¿Qué hace tan especial el sencillo “Rapture” de Blondie para el hip-hop?

En enero de 1981, fue lanzado por Blondie el segundo y último sencillo “Rapture” del álbum, Autoamerican (1980). La canción alcanzó el número 1 en la listas de Billboard Hot 100, donde se mantuvo durante dos semanas. Fue la primera canción número 1 en los Estados Unidos en presentar rapeo.

Pero que hace tan especial este lanzamiento para el hip-hop: “Rapture” es una combinación de música disco, funk y hip hop. El título del tema sirve para exaltar la música rap y la letra exalta a pioneros del hip hop como Fab Five Freddy y Grand Master Flash. Si bien no fue el primer sencillo con rapeo que tuvo éxito comercial, si fue el primero en encabezar las listas de popularidad. El sencillo sonaba en los clubes y la radio comercial apoyado por la maquinaria comercial que representaba Blondie, incluso cuando algunos oyentes lo llamaron una moda, se convirtió en un imán para atraer personas que nunca habían puesto un pie en el Bronx.

Rapture llegó en un momento perfecto, en ese momento, no era una mala idea ni algo trascendental, sino simplemente una cosa extraña de rock, que si no era divertido, era genial. Consolido el lugar de Blondie como una de las bandas más progresivas en el rock contemporáneo, y estableció el precedente rock – hip hop (y viceversa). En otras palabras, los ojos de todo el país vieron en esta joven mujer blanca hacer “hip-hop” y la industria reafirmaba sus deseos por conquistar este nuevo mercado.

“Rapture”: “Flash es rápido, Flash es genial”.

El videoclip musical fue presentado en el canal Solid Gold el 31 de enero de 1981,  y no solo se convirtió en el primer video de rap que se emitió en MTV, sino que fue parte de su primera rotación de 90 videos. Ubicado en la sección East Village de Manhattan, el “Man from Mars” o “voodoo god” (el bailarín William Barnes con traje blanco y sombrero de copa) es la figura central e introductoria. Barnes también coreografió la pieza.  Gran parte del video es una escena de una toma de Debbie Harry bailando en la calle, pasando por artistas de graffiti, el Tío Sam y un indio americano. Fab Five Freddy y los artistas de graffiti Lee Quinones y Jean-Michel Basquiat hacen cameo. Basquiat fue contratado cuando Grandmaster Flash no se presentó para el rodaje.