Aunque Cypress Hill ya había probado un poco de éxito con su disco debut, convenientemente titulado Cypress Hill, fue Black Sunday el que les brindó un nivel de atención completamente nuevo. Su canción “Insane In The Brain” abrió el paso de las rimas violentas y provocadas por drogas de B-Real y Sen Dog, y el trabajo magistral de producción de DJ Muggs, creo un himno mosh pit para los escucha, uno que todavía prende a la gente cada vez que se reproduce en la radio o en los eventos.

El tercer álbum de Cypress Hill, III: Temples Of Boom, fue lanzado en Halloween en 1995, y probablemente proporcionó el soundtrack perfecto para muchas personas que se sentaban en casa entregando dulces a los niños. Black Sunday ya era un álbum bastante obscuro, pero su tercer disco hizo que Black Sunday pareciera suave. Muggs torció su estilo en sus imágenes más sombrías, y B-Real y Sen Dog (bueno, principalmente B-Real) siguieron su ejemplo, y aunque no es como si su temas cambiaran en absoluto (léase: todavía les gusta fumar), III : Temples Of Boom contiene los mejores temas que la agrupación pudieron grabar alguna vez.